lunes, 20 de marzo de 2017

Nuevo libro en abril

¿Qué tal, chicos? Después de una semanas sin escribir por aquí, quiero contaros algo. De hecho este "algo" es lo que me ha impedido mantener el blog activo durante este tiempo. Hace pocos días he terminado (por fin) todos los detalles para un nuevo libro que, si todo va bien, podréis leer a principios de abril.


Nuevo libro: Buscando el lado frío de la almohada

Buscando el lado frío de la almohada, este será su nombre. Una recopilación, de poemas escritos durante casi dos años. Más de 70 escritos dedicados al desamor, plasmados de forma sencilla, sin aspavientos, tal cual brotan del corazón y con mucho sentimiento detrás de cada palabra.

"Entonces crees que no hay nadie y giras la almohada, buscando ese suspiro, ese recuerdo, ese lado frío para reflexionar sobre tu presente, tu pasado y tu futuro. Vueltas, vueltas y más vueltas, la noche es larga, cuando un lado se calienta el otro se enfría. Pero no estás solo, no. Él acaba de unirse a esa fiesta, el desamor ha llegado a tu cama y quiere acostarse contigo".

Sinopsis de la contraportada

He cuidado cada detalle, al igual que lo hice con Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café, desde la dedicatoria inicial, pasando por cada uno de los seis bloques que lo componen, hasta la despedida. Colaboradores a los que admiro, que os iré presentando poco a poco. Seguidme en redes si queréis saber más de este nuevo proyecto de plumas, espuma y viscoelástico.

Os dejo con la primera cita que leeréis en sus páginas.

"Para todas aquellas Campanillas que iluminaron nuestras vidas con su aleteo de hada y aun con la habitación ya a oscuras siguen dando luz a nuestros sueños".

Dedicatoria de Buscando el lado frío de la almohada


¿Seguimos soñando?

No os quepa duda.

Hasta muy pronto, dream lovers...

martes, 17 de enero de 2017

De Davids, Goliats y libros autopublicados




"La literatura independiente está luchando de la misma manera que David luchó contra Goliat, haciéndose sitio entre las grandes editoriales. En esa lucha desigual, uno usó su honda para acabar con el gigante y otros usan las redes para hacerse ver. La literatura independiente debe ganar su batalla y las librerías tenemos que estar con ellos".


(Manuel Calero, librero de "Librería Alejandría")



Quiero dejar claro que esta no es una publicación a modo de queja ni reivindicativa, es una publicación que quiere invitar a la reflexión y a ver el panorama literario actual de otra manera. Desde otro punto de vista, desde el punto de vista de los lectores que quieren acceder en sus librerías de confianza a literatura independiente. Literatura que no ha pasado los "filtros" de una gran editorial.

Durante más de un año he recorrido decenas de librerías (y enviado decenas de correos) con la intención de distribuir mi libro, Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café, un libro autopublicado que carece del respaldo de una editorial. Entrar a "puerta fría" con tu maleta llena de libros y presentarte junto a tu obra autopublicada no es tarea fácil. Las autopublicaciones de pésimo gusto y mala calidad han hecho que de primeras la propia palabra suene a falta de profesionalidad. De ahí que muchos libreros tengan el NO por bandera cuando se pronuncia la palabra clave:

-Autopublicación.
-NO.

Pensemos un momento en algunos de los escritores que editaron y publicaron sus propios escritos en momentos puntuales de su carrera. Virginia Wolf, Mark Twain, Stephen King, Ernest Hemingway, Lewis Carrol, Edgar Allan Poe, Alejandro Dumas, Marcel Proust,... casi nada, ¿verdad? Con la política actual de algunas librerías que vetan este tipo de publicaciones nos habríamos perdido obras que han marcado nuestras vidas. Y aclaro que no es la intención reivindicar mi obra, y mucho menos marcar vuestras vidas como lo hicieron  estos grandes escritores. Lo único que busco es enfriaros algún que otro café, con esto ya me doy por satisfecho.

El motivo principal por el que se decide no vender este tipo de libros es, principalmente, el de la distribución. Los libros autopublicados tienen un solo distribuidor que a la vez hace de editor y en su momento de escritor. Actualmente, una misma distribuidora suministra a la librería publicaciones de varias editoriales con lo cual si decidieran trabajar con autopublicados el volumen de albaranes y facturas se multiplicaría (los libros autopublicados tienen difícil acceso a este tipo de distribuidoras). Visto desde el punto de vista del librero, es entendible. Pero recordemos que el librero se debe al lector, o debería ser así, y de esta manera lo están privando de conocer nuevos autores y obras que no cuentan con el apoyo editorial. 


Expositor "Llibreria Laie - CCCB"


Por experiencia propia sé que se puede, actualmente mi libro está disponible en más de una veintena de librerías de toda España, gracias al buen oficio de estos libreros. En muchas de ellas está expuesto en la misma mesa que libros de conocidas editoriales, sin prejuicios ni exclusiones de ningún tipo. Simplemente bajo el criterio de los propios libreros, que han leído y valorado la obra  (texto, calidad de edición y diseño) para saber si merece estar ahí. Ellos saben de sobra lo mucho que se lo agradezco. El mundo editorial está "condicionado" de esto no hay duda, no siempre se vende lo que es bueno, sino lo que el editor cree que se va a vender, independientemente de la calidad de la obra (me refiero a casos puntuales, para nada es un valoración general). Con esto quiero decir que comprar un libro que luzca en su lomo un sello editorial no es garantía de nada. Pensemos en otro tipo de artistas, pintores por ejemplo. ¿Os imagináis a Dalí o Picasso condicionados por un sello editorial, siguiendo sus directrices? Punto para los libros autopublicados. La autopublicación permite una mayor libertad para crear, sin directrices ni pautas a seguir para encajar en colecciones editoriales.

Reflexionen pues, amigos libreros, en este tema. Valoren la opción de incorporar algún libro autopublicado a sus estanterías (no tiene que ser el mío, repito), denle el gusto a sus lectores aunque esto conlleve un poco de trabajo extra para su librería. No pido que David venza a Goliat, ni mucho menos. Solo pido que se conozcan, olviden sus diferencias y puedan andar de la mano.

Eso es todo.









sábado, 7 de enero de 2017

Felicitats, Care!



Hoy he despertado con una gran noticia, una noticia que me ha hecho muy feliz:
"Care Santos gana el 73º Premio Nadal por su novela Media Vida".

Muchos sabéis lo que Care Santos significa para mí. Al margen de mi admiración hacia ella como escritora existe un sentimiento que va más allá de lo profesional. El motivo (para los que no conozcáis la historia) es que, hace unos meses, Care tuvo un detalle en una librería-café de Barcelona que marcó el inicio de mi pasado año. La escritora paseó entre los estantes de la librería y, de todos los libros que había allí expuestos, cogió y hojeó uno que (aun sin editorial detrás) captó su atención. En su portada, un tipo con barba y camisa a cuadros miraba al infinito. Leyó la primera historia, le gustó, se lo llevó y lo acabó reseñando (con muy buenas palabras) en el suplemento El Cultural de EL MUNDO. Y de esta manera, un humilde libro autopublicado acabó apareciendo en un periódico de tirada nacional. ¿Sabéis de qué libro os hablo? En efecto...

El Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café.

Entenderéis pues que mi felicidad al conocer este reconocimiento a su trabajo sea enorme.

Ganas tremendas de tener esta Media vida en mis manos.

Felicitats, Care!

jueves, 29 de diciembre de 2016

Últimos sorbos de un espectacular 2016



Cuando terminan los años me gusta hacer un poco de balance según van llegando sus últimos días -sus últimos sorbos- y más aún cuando este balance es tan positivo. Este 2016 ha sido para mí un año espectacular, mi objetivo de llegar cada día a más lectores con el Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café se ha superado con creces. El trabajo y la constancia ha dado -está dando- sus frutos. Que un libro autoeditado aparezca reseñado en revistas y periódicos como Qué Leer, El Mundo, El Faro de Vigo o La Provincia de Las Palmas es para sentirse muy orgulloso. Y lo estoy, claro que lo estoy. Aunque más que orgulloso lo que estoy es agradecido. Agradecido a estas personas que han hecho posible que el libro estuviera en boca de mucha gente.

Gracias a Carles Mesa, Nora Navarro y Care Santos por apostar por un libro sin editorial y darle voz en sus respectivos medios de comunicación. A Clara M. Clavell, Noemí Risco, Lucía Moscoso y Teresa Estevez por contar conmigo en sus eventos. A la más de treintena de bloggers que participaron en el Book Blog Tour que tantas alegrías me dio durante sesenta días, con reseñas y entrevistas en blogs de todo el mundo. No me perdáis de vista -yo no pienso hacerlo- porque espero daros trabajo dentro de muy poco. Gracias también a todos los que me seguís en Facebook, Twitter e Instagram. El día a día es vital para continuar en el camino y vosotros, con vuestras opiniones, likes y mensajes, formáis parte de él. Gracias a los libreros que apostáis por la literatura y las publicaciones independientes. A muchos os estaré infinitamente agradecido, aunque no hace falta que os lo diga por aquí porque ya os lo he hecho saber personalmente. Barcelona, Girona, Madrid, Sevilla, Salamanca, Las Palmas,... Sin vosotros este libro sería esa publicación fantasma que muere en estantes de familiares y amigos. Por suerte, algo está cambiando. No me olvido de ti, lector o lectora que pasaste por tu librería buscando "el libro del café" y te lo leíste en dos tardes. Ni de ti, que al no encontrarlo -ya que la autoedición tiene estos inconvenientes- decidiste comprarlo en Amazon o enviarme un correo para recibirlo dedicado. Sois muy grandes.

Y gracias especiales a Javier Miró -por su trabajo, amistad y asesoría literaria- y a los escritores, amigos y guerreros incansables de la P. A. E. (Plataforma de Adictos a la Escritura) por todas las aventuras vividas, gracias por aportarme tanto a lo largo de estos doce meses.

El 2016 se marcha, sí, pero con la faena hecha. Ha conseguido enfriar más cafés de lo esperado, ya es hora de que descanse, porque el nuevo año viene cargado de sorpresas.

Y ahora silencio que ya sopla la cafetera.

Pero un momento, no os vayáis... antes acercadme el azúcar, jeje.

¡FELIZ 2017, COFFEE LOVERS!




lunes, 19 de diciembre de 2016

Exitazo de concurso con Café Saula


Esta es un publicación de agradecimiento, en primer lugar a los más de 150 coffee lovers que compartisteis el concurso que organizamos en Facebook la pasada semana. Cinco fantásticos lotes, cortesía de Café Saula, que incluían el libro Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café al lado de una preciosa taza estilo modernista y una lata de café premium.

Más de 160 comentarios de lo más ingeniosos para explicar "qué hacéis vosotros cuando se os enfría el café" (yo escribir, ya lo sabéis, jaja). Estoy muy feliz, fue todo un éxito, la verdad. Y me lo he pasado en grande leyendo vuestras respuestas.

Agradecer también a Café Saula esta fusión de café con libros que espero hayan disfrutado tanto como yo. Gracias por todo, Laura y resto del equipo Saula.

Seguimos?

Pues seguidme!



sábado, 19 de noviembre de 2016

Autoedición y cafés fríos en Laboratorio de Escritura


Lucía Moscoso, Daniel Gaya, Adrià Rod y un servidor

El pasado jueves 17 de noviembre tuve el placer de ser invitado para participar en una charla sobre autoedición en el Laboratorio de Escritura del barrio de Gracia. Lucía Moscoso, editora y coordinadora del centro, moderaba el debate. A mi lado, un par de amigos literarios: el librero y editor Daniel Gaya (Librería Librup) y el librero Adrià Rod (Librería Sons Of Gutenberg).

El tema de la autoedición y autopublicación da para mucho. Casi dos horas no fueron suficientes para tratar todo lo que esta nueva manera de publicar da de sí. Como es normal tuvimos nuestros momentos de debate, pero si en algo estuvimos todos de acuerdo es que para nada hay que menospreciar una obra por el mero hecho de que no tenga una editorial detrás. Hay muchas publicaciones (y agradezco que pusieran al Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café como ejemplo) hoy día que cumplen los requisitos para competir con obras de editoriales conocidas (e incluso las superan en calidad y diseño).

Detalle de la sala de Laboratorio de Escritura

Interesante propuesta la de Laboratorio de Escritura que se irá sucediendo con diversos temas y ponentes sobre el mundo literario en las próximas semanas. Podéis seguir la agenda en su web.

Quiero agradecer a todos los asistentes la buena compañía y a los coordinadores y ponentes su labor apoyando a los escritores independientes, nos dais la vida, de verdad.

Mil gracias a todos y hasta pronto! 


sábado, 22 de octubre de 2016

¡Quiero el libro del café, "mi arma"!

Llegó el otoño y con él un par de librerías nuevas para este humilde libro, cafetero, ilusionador y autoeditado. La primera es la Librería Antonio Machado de Madrid, que se une en la capital a NakamaLib, La Central de CallaoCervantes y Cía. Para los que no la conozcáis, la encontraréis cerca de Alonso Martínez, en la calle Fernando VI, 17. Una librería con mucha solera, dejaos caer por allí y lo comprobaréis.

Estanterías de Librería Antonio Machado, Madrid

La segunda, y que me hace especial ilusión por la ciudad, por su gente y porque llevaba tiempo con ganas de que estuviera en sus estanterías, es La Extra-Vagante de Sevilla, situada en Alameda de Hércules, 77. Ya podéis acercaros por esta bonita librería y hojear las páginas del Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café.

¡Quiero el libro del café, "mi arma"! Podéis pedirlo así, jeje.


Escaparate de La Extra-Vagante, Sevilla

Gracias por el trato, libreros "machados" y "extravagantes", nos vemos en breve.

Y recordad, en otoño el café muy calentito, que se enfríe, o no, está en manos del destino...

¡Hasta pronto, coffe lovers!